miércoles, 4 de marzo de 2009

La Educación Superior a Distancia

La educación superior a distancia es una estrategia educativa basada en la aplicación de la tecnología del aprendizaje sin la limitación del lugar, ocupación o edad de los estudiantes, por lo tanto, son aquellas formas de estudio que no son guiadas o controladas directamente por la presencia de un profesor en el aula, sino que más bien se beneficia de la planificación, del material didáctico específico y de la guía tutorial, siendo su fin la educación superior permanente y abierta de adultos, de manera que pueda beneficiarse cualquier persona que, estando capacitada para seguir estudios superiores, no pueda frecuentar las aulas de la enseñanza universitaria tradicional o presencial, por razones laborales, económicas, de residencia o cualquier otra similar consideración, como la discapacidad física o encontrarse en prisión, además de todos aquellos que desean realizar sus estudios sin someterse a una programación horaria restringida.

Así pues, la diferencia esencial de la educación a distancia de calidad es su metodología y su material didáctico específico, cuyo fin más importante es permitir organizarse al estudiante liberándolo de horarios rígidos y otros corsés propios de la enseñanza presencial.

Metodología
La revolución de las tecnologías de la información está transformando nuestra sociedad de un modo tan significativo como lo hizo en su día la revolución industrial. Se están introduciendo en la educación a distancia de distinta forma. Algunas instituciones están apostando fuertemente por los llamados campus virtuales. No obstante, otras universidades, han apostado por introducir las nuevas tecnologías de la información como una herramienta más a ser utilizada en el nivel del responsable de la asignatura correspondiente y del tutor, para hacer llegar mejor y más cómodamente todo tipo de información al alumno (calificaciones, evaluación continuada, materiales didácticos, soluciones de exámenes o tutorías virtuales, entre otras), pero sosteniendo el resto de los apoyos tradicionales de asistencia a distancia al alumno.

La metodología de educación a distancia adoptada debe estar basada en cuatro elementos:
1. El material y los recursos didácticos: especialmente diseñados para el aprendizaje a distancia, y que por tanto no pueden improvisarse en poco tiempo. Las unidades didácticas y el material audiovisual complementario (cintas, vídeos, CD's, DVD, Software educativo,...)

2. Las vías de comunicación interpersonal: Radio, Televisión, Campus Virtual o Comunicación Telemática (Chat, VídeoChat, Email, Página Web, Tablones públicos de respuestas, Bases de preguntas más frecuentes,...), Teléfono, Fax y especialmente la Vídeo-Conferencia RDSI.

3. El apoyo tutorial: mediante el cual el alumno conecta con sus profesores cuando lo considera oportuno, para realizar consultas o para que le ayuden a planificar el estudio de la materia en cuestión. Y estas tutorías pueden ser recibidas por cualquiera de las vías antes mencionadas, pero resultando muy recomendable el contacto con los profesores tutores a través de los Centros Asociados, pudiendo recibir estas tutorías presencialmente o virtualmente, en grupo o individualmente.

4. La evaluación: que debe ser continuada, a través de las pruebas o trabajos de evaluación a distancia y de las pruebas presenciales, para las que necesariamente debe acudir a un Centro Asociado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Loading...